Casa de las Cadenas

Pablo 18 diciembre 2014 0


lam6

Situada en el corazón y alma del pueblo de Trujillo, la Plaza Mayor, se encuentra la conocida como Casa de las Cadenas. Una casa fuerte típica de la etapa medieval que acogió en su día a la familia Chaves Orellana. Su carácter joven y renovado se debe a las reformas recogidas durante el siglo XIX, aunque los primeros muros de esta magnífica vivienda son del siglo XV.

La razón de su nombre no es otra que las cadenas en forma de decoración que encontramos en el dintel de la entrada. Estas cadenas simbolizan el derecho a asilo que otorgó el rey Felipe II a la familia, tras hospedarse en ella en 1583, una vez éste se convirtiera en rey de Portugal. El confesor del rey, Diego Chaves, natural de Trujillo y de orden dominica, insistió en que el rey se hospedara en casa de sus familiares y conseguir así este importante derecho en esta época, por el que el reo que fuera perseguido por la justicia podría encontrarse a salvo entre los muros de esta casa fuerte.

Pero dejemos las historias a un lado y sigamos disfrutando de la magnífica arquitectura. Dos escudos aparecen en la fachada: el de la familia Chaves, representado con 5 llaves, y el de la familia Orellana, representado con monedas. Sin embargo, esta fachada no es la original, que contaba antaño con galerías y ventanas góticas de mediados del siglo XV. Misma época que la torre que corona la casa: la “Torre del Alfiler”, conocida así por la fina varilla en forma del alfiler en lo más alto. La crestería de esta torre es de estilo gótico.

Este es otro ejemplo de cómo la alta sociedad de la época medieval ayudó a hacer de Trujillo toda una bella ciudad monumental por la que perderse a gusto.